lunes, 14 de abril de 2008

Cuando me asome a la oscuridad unas pocas luces me llenaron de tranquilidad y Lu estaba alli, alumbrandome, luchando por alumbrarme entre las nubes traicioneras que invaden mi vida de claros y sombras.Acordandome y recordandome de lo mejor de mi, de ti, de todo...

Pero ahora estoy yo, con mi sombra y no puedo pararme a pensar.Poco a poco sin pensar en acciones que me llenan de dolor y me revientan por dentro, jodiendome y comiendome lo que me duele, no quiero esparcir mis miedos por tu cuarto recien ordenado y no puedo mirar unos ojos que no son los tuyos...


"Si tu supieras cuantas veces te he buscado y cuantas veces he tropezado..."

2 comentarios:

Adela dijo...

A veces necesitamos un tiempo suficiente, para dejar de pensar...

la chica pirata dijo...

Entonces, habrá que seguir buscando...


Un besito ^.^