lunes, 31 de enero de 2011

Quédate

Y bien se, que daría lo que fuese por volver al autobús y verte sentada al lado de la ventanilla, con tu sonrisa de cine y tu acento del sur, que me daría igual mojarme al entrar en Santiago para dejarte mi chubasquero, que bien sabe mi gente que para mi eres de mis piezas importantes en este camino, que me tiraría una noche entera haciéndote muecas para sacarte una sonrisa, que me daría igual quemarte el teléfono con tal de saber que vas a estar bien, que me arrepiento cada día que pasa de haber echo la foto correcta a la persona y a las manos equivocadas

2 comentarios:

Quijo dijo...

Quédate, no te marches....ni esta noche ni ninguna otra...

Me encantó! Un abrazo! :)

Paula dijo...

Es difícil imaginar lo que se puede llegar a echar de menos...